El “Art Decó” en Yucatán

En los barrios colindantes con el Centro Histórico de la ciudad de Mérida, sobreviven ejemplos de arquitectura Art Decó más modestos que aquéllos que ofrecen los edificios de La Nacional, Ericsson (Teléfonos de México), Teatro Armando Manzanero y cines Cantarell y Alcázar, construidos en la primera mitad del siglo XX.

“Después de la Revolución, al modificarse la economía henequenera, viene más población rural a la ciudad y se asienta en los barrios, donde estaban los terrenos más baratos”, explica el arquitecto Enrique Urzaiz Lares, autor de “Arquitectura en tránsito, patrimonio arquitectónico de la primera mitad del siglo XX en Mérida”, entre otros libros.



“Hay un alto índice de construcción en esos años, un factor fundamental para que esta arquitectura predominara”, indica. “Poco a poco se fue perdiendo esa orientación y se empezaron a hacer las casas funcionalistas, con techos bajos, ventanas cuadradas, materiales muy simples: aparecen los bloques de concreto, surgen los techos con elementos prefabricados”.

“El Art Decó es esa transición de la arquitectura histórica decorativa con referencias simbólicas hacia una arquitectura impersonal, fría, funcionalista, materialista”, señala. “Pudo representar una oportunidad de cambiar para mejorar, pero no la supimos aprovechar. Fue el punto en que nuestra sociedad dejó atrás la concepción del buen vivir, no como gente rica, sino como seres humanos. Fue el punto de quiebre, la entrada a este mundo material, consumista, eficientista”.

De acuerdo con el arquitecto Enrique Urzaiz Lares, el edificio de Teléfonos de México, antes llamado Ericsson (debajo), es atípico para Mérida. Al igual que La Nacional, es probable que su diseño se aprobara en la capital del país y se hiciera de acuerdo con los lineamientos de la empresa. En la fotografía de la derecha, detalle de la fachada del antiguo cine Cantarell (calle 60 entre 59 y 61) y donde ahora funciona una tienda de línea blanca. Las salas de proyección de numerosos poblados yucatecos adoptaron el estilo Art Decó (Nota cortesía del Diario de Yucatán)